BUSCAR
Juan Stam

Juan Stam

Nació en EE. UU. (Paterson, Nueva Jersey), pero es costarricense naturalizado, junto con su esposa Doris, desde hace muchos años. Cursó sus estudios universitarios en la Universidad de Wheaton, en el Seminario Teológico Fuller y en la Universidad de Costa Rica. Sus estudios doctorales los realizó en la Universidad de Basilea, Suiza, teniendo como maestros a Oscar Cullmann y Karl Barth. También cursó estudios posdoctorales en la Universidad de Tubinga, Alemania, con Hans Küng, Jürgen Moltmann, entre otros. Ha sido un prolífico escritor (tanto de libros como de artículos) y maestro de varias universidades y seminarios en América Latina, en la India, Holanda, EE. UU. y Canadá.
Juan Stam

Juan Stam

Nació en EE. UU. (Paterson, Nueva Jersey), pero es costarricense naturalizado, junto con su esposa Doris, desde hace muchos años. Cursó sus estudios universitarios en la Universidad de Wheaton, en el Seminario Teológico Fuller y en la Universidad de Costa Rica. Sus estudios doctorales los realizó en la Universidad de Basilea, Suiza, teniendo como maestros a Oscar Cullmann y Karl Barth. También cursó estudios posdoctorales en la Universidad de Tubinga, Alemania, con Hans Küng, Jürgen Moltmann, entre otros. Ha sido un prolífico escritor (tanto de libros como de artículos) y maestro de varias universidades y seminarios en América Latina, en la India, Holanda, EE. UU. y Canadá.

¿No encontraste los que buscabas?

¡Inténtalo de nuevo!

BUSCAR
Pensamiento Cristiano

Un caos exegético está invadiendo la iglesia

Estoy cada día más convencido de que la exégesis es una ciencia histórica, con sus propios métodos y reglas, en busca de la interpretación más probable de un texto escrito. Creo que la iglesia está en una crisis exegética en que tanto simples creyentes como también importantes líderes carecen de métodos y criterios para evaluar con discernimiento las diversas ofertas exegéticas.

Pensamiento Cristiano

El Dios que tiene cumpleaños

Ese mismo escándalo de la Navidad lo encontramos en el conocido texto de Juan 1:14: “Y el Verbo fue hecho carne”, o sea, nació como todos los demás seres humanos de carne y hueso. Realmente sorprende y conmueve pensar en el eterno Hijo de Dios convertido en un feto prenatal y pasando sus nueve meses dentro del vientre de su madre.

El Dios que quiso ser bebé
Pensamiento Cristiano

El Dios que quiso ser bebé

¡El Dios eterno e infinito, en la persona divina del Verbo, quiso nacer como un bebé! ¡Se convirtió en un paquetito de vida y amor envuelto en pañales y acostado en un pesebre! Fue Dios que dormía en ese pesebre, pero no fue Dios Padre ni fue el Espíritu Santo, sino que fue el Verbo que desde la eternidad quiso nacer entre nosotros. Eso es lo que celebramos cada año en la Navidad.

La adoración puede ser peligrosa
Ética

¡Mucho cuidado! La adoración puede ser peligrosa

¡Ningún error más fatal que pensar que la adoración es un placentero pasatiempo espiritual para el deleite sublime del alma! El Apocalipsis nos enseña la asombrosa seriedad, la solemnidad y la peligrosidad de la verdadera adoración.