BUSCAR

El concepto de la familia en la Biblia y en los últimos 200 años (segunda parte)

    El cambio de enfoque sobre la familia en el Nuevo Testamento

    Un cambio significativo es que en el Nuevo Testamento el énfasis no está en la «familia cultural», sino en la «familia de la fe». «Así que ahora ustedes, los gentiles, ya no son unos desconocidos ni extranjeros. Son ciudadanos junto con todo el pueblo santo de Dios. Son miembros de la familia de Dios» (Ef 2:19 NTV. Énfasis agregado). A la familia de Dios, la iglesia, es a la que todos somos invitados, aceptando el Evangelio de Jesús. Una oferta de gracia para todos, sin favoritismos: «Pues Dios no muestra favoritismo» (Ro 2:11 NTV cp. con Gá 2:6 y Ef 6:9). Dios no hace acepción de personas. Todas las familias de la tierra son invitadas y admitidas en la familia de Dios.  

    Por eso, más allá de sostener el diseño original de Gn 2:24,[1] el Nuevo Testamento no aporta mucho sobre las formas de la «familia cultural». ¿Quién debe salir a trabajar y quién quedarse en casa? ¿Cuántos hijos tener? ¿Dónde vivir? ¿Cuál dieta es la correcta? ¿Los hijos deben educarse en un colegio secular o cristiano? El evangelio y la iglesia son transculturales. Por eso, redimen, moldean y acogen todas las culturas. En suma, no hay un tipo de «familia cultural» que sea la preferencia del Nuevo Testamento.

    Lo que sí constituye el grueso de las cartas, tanto paulinas y generales, es el enfoque en cómo debe ser la vida de quienes ya son parte de la familia de fe. ¿Por qué? Porque las orientaciones pastorales de las cartas constituyen las conductas que deben exhibir los creyentes, en cualquier ámbito donde participan, conviven y se desenvuelven.

    [1] Ver la enseñanza de Jesús y la de Pablo. Jesús dice en Mt 19:5: ««… el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su esposa, y los dos se convierten en uno solo» (NTV). Pablo menciona en Ef 5:31: «Como dicen las Escrituras: “El hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su esposa, y los dos se convierten en uno solo”» (NTV).

    Sé parte de la misión de icrux

    Un ejemplo: el ministerio unos a otros. Saludarnos, honrarnos, edificarnos, exhortarnos, alentarnos, no irritarnos, no juzgarnos los unos a los otros son acciones cristianas para la vida integral. No son conductas para la esfera de la iglesia exclusivamente; dejando a un lado el estilo de vida en la casa, o el del lugar de trabajo, o la universidad. No son comportamientos solo para el domingo o los días sagrados, sin importar cómo se vive en los días y lugares no sagrados. No hay tal dicotomía.

    En suma, en el Nuevo Testamento lo esencial de la familia se sostiene sin cambios (Mt 19:5; Ef 5:31); lo secundario, lo propio de cada «familia cultural», lo irá desarrollando la iglesia bajo la dirección del Espíritu Santo que nos guía a toda verdad.

    Por Jorge A. Ponce y Carlos A. Zazueta. Puedes escuchar el podcast completo sobre este tema AQUÍ.

    Carlos  A. Zazueta se graduó del Seminario Teológico de Dallas con una maestría en Teología y un doctorado en Ministerio. Sirve en el ministerio internacional Insight for Living, como pastor y maestro del programa radial de Visión para vivir, siendo la voz al español de su pastor y mentor el Dr. Charles R. Swindoll.

    Jorge A. Ponce es doctor en Ministerio por el Seminario Teológico de Dallas y profesor adjunto en el Seminario Teológico Centroamericano. Además, es el director de Visión para Vivir Centroamérica.


    [1] Ver la enseñanza de Jesús y la de Pablo. Jesús dice en Mt 19:5: ««… el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su esposa, y los dos se convierten en uno solo» (NTV). Pablo menciona en Ef 5:31: «Como dicen las Escrituras: “El hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su esposa, y los dos se convierten en uno solo”» (NTV).

    Compartir

    Facebook
    Twitter
    Email
    WhatsApp

    Suscríbete

    Archivo

    Publicaciones mensuales

    Lo más popular

    Fe & Actualidad

    Jesús, el camino al padre

    En esta ocasión Gonzalo A. Chamorro conversa con don David Suazo e Ismael Ramírez sobre el tema: Jesús, el camino al padre. Este episodio es parte de la serie: Juan, el evangelio.
    Te invitamos a contestar la pregunta del día: ¿Habiendo tantos caminos, ¿cómo saber que Jesús es el correcto?

    ESCUCHAR »

    0 comentarios

    Deja una respuesta

    Marcador de posición del avatar

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Para estar al día

    Publicaciones recientes

    Podcast

    Disciplinas espirituales, parte 4

    La espiritualidad cristiana, definitivamente, tiene que ver con la totalidad de la vida, es decir, se lleva a cabo y se ejercita en lo individual y en lo comunitario, en la soledad y en lo social. También es cierto que esta tiene un fin: acercarnos más a Dios y a nuestro prójimo. ¿Cuáles son aquellas prácticas que nos ayudan a ser mejores discípulos del Señor? ¿Qué es, realmente, la “espiritualidad cristiana”? ¿Hemos olvidado ejercicios espirituales valiosos? Te invitamos a unirte a esta nueva conversación.

    Escuchar »

    Disciplinas espirituales, parte 3

    La espiritualidad cristiana, definitivamente, tiene que ver con la totalidad de la vida, es decir, se lleva a cabo y se ejercita en lo individual y en lo comunitario, en la soledad y en lo social. También es cierto que esta tiene un fin: acercarnos más a Dios y a nuestro prójimo. ¿Cuáles son aquellas prácticas que nos ayudan a ser mejores discípulos del Señor? ¿Qué es, realmente, la “espiritualidad cristiana”? ¿Hemos olvidado ejercicios espirituales valiosos? Te invitamos a unirte a esta nueva conversación.

    Escuchar »

    Disciplinas espirituales, parte 2

    La espiritualidad cristiana, definitivamente, tiene que ver con la totalidad de la vida, es decir, se lleva a cabo y se ejercita en lo individual y en lo comunitario, en la soledad y en lo social. También es cierto que esta tiene un fin: acercarnos más a Dios y a nuestro prójimo. ¿Cuáles son aquellas prácticas que nos ayudan a ser mejores discípulos del Señor? ¿Qué es, realmente, la “espiritualidad cristiana”? ¿Hemos olvidado ejercicios espirituales valiosos? Te invitamos a unirte a esta nueva conversación.

    Escuchar »