Vacaciones, pandemia e infancia ¿Son realmente vacaciones en las actuales circunstancias?

    En varios países de América Latina, especialmente en Centroamérica, los meses del fin de año son tiempo de vacaciones escolares. Este año atípico ya trajo un ciclo escolar que impidió que los niños y adolescentes asistieran físicamente a sus escuelas y colegios para tomar clases y convivir con sus compañeros. Ahora están de vacaciones. ¿Qué se hace en este tiempo? ¿Cuáles son las actividades propias de las vacaciones? Muchos padres inscriben a sus hijos en programas especiales de deporte, música, arte en general y otras actividades. Mucho de eso se sigue ofreciendo, pero en formatos digitales y virtuales, excepto, quizá, los programas de deporte.

    Los padres han tenido que aprender a lidiar con la presencia permanente de sus hijos en casa durante casi todo este año escolar, así que parece que no sería problema seguir lidiando con esa realidad en tiempo de vacaciones. Sin embargo, la diferencia es que en el tiempo de clases los niños estaban ocupados —al menos durante buena parte de la mañana en sus clases virtuales—, mientras que ahora están libres, y eso puede volverse un problema para los padres y también para los niños y adolescentes. ¿Cómo debemos entender esta nueva realidad? ¿Hasta qué punto afectará el desarrollo y la relación de niños y adolescentes estas vacaciones inusuales? ¿Hay alguna enseñanza que podemos extraer de la historia y de la Biblia?

    Un poco de historia

    El concepto de vacaciones tal y como lo conocemos hoy es relativamente reciente. En la antigüedad no había el sistema laboral ni escolar como se conoce hoy. Sin embargo, sí podemos encontrar algunas señales de tiempo de ocio desde la época del Imperio romano. En aquellos tiempos se hablaba de las casas de verano donde la clase política y la aristocracia pasaban tiempos de descanso. Para el pueblo en general no había acceso a ese tipo de ocio, pero estaban las festividades religiosas en honor a los dioses, y así esos días festivos eran libres del trabajo cotidiano.

    En la era cristiana las cosas no cambiaron mucho. La clase política y la nobleza tenían acceso a lugares de descanso y al tiempo para ello, pero el pueblo no. Sin embargo, las festividades religiosas cristianas sustituyeron a las paganas y surge el concepto de «feria», que era la fiesta popular en honor al santo patrono de la parroquia, la ciudad, la región o un país entero. De allí viene el concepto de «feriado» como día libre del trabajo cotidiano para dedicarlo a la festividad religiosa correspondiente. Esta era la manera en que el pueblo descansaba de las labores diarias. Los niños participaban en estas festividades junto con los adultos como parte de su vida normal, sin que hubiera un tiempo especial de vacaciones para ellos.

    Las cosas siguieron así durante toda la Edad Media e incluso durante la reforma protestante y después. Es en la era moderna, a partir del siglo XVIII, que empieza el proceso de escolarización más formal y surge un sistema laboral más o menos como el que conocemos hoy. La idea de vacaciones laborales pagadas viene del siglo XIX, pero se establece prácticamente en todas partes a inicios del siglo XX. La idea de vacaciones escolares para los niños y adolescentes y luego los estudiantes universitarios también viene del siglo XIX. Su origen está relacionado con el período de verano en el hemisferio norte con altas temperaturas que entorpecían el proceso natural de las clases. También se relacionaban con ciclos de trabajo agrícola en los cuales los niños ayudaban a sus padres y necesitaban tiempo libre no para descansar o hacer nada, sino para ayudar en las labores agrícolas. Con la industrialización y el trabajo más sedentario de oficina las vacaciones escolares fueron cambiando hasta llegar a lo que conocemos hoy. Los de la generación adulta recordamos las vacaciones escolares como tiempos de juegos con los vecinos, los primos o con períodos largos de tiempo en la casa de los abuelos, con viajes y otras actividades similares. Hoy las cosas ya no son así, y a veces las vacaciones son un dolor de cabeza para los padres y una saturación de actividades extraescolares para los niños.

    Sé parte de la misión de icrux

    Un poco de Biblia 

    Tampoco en la Biblia encontramos el concepto de vacaciones tal como lo conocemos hoy, pero sí que abundan las referencias y las enseñanzas sobre otro concepto de importancia teológica que nos puede servir de guía. Se trata del concepto del «reposo». Desde el principio aparece el reposo en el relato de la creación, estableciendo como un paradigma el reposo de Dios para los seres humanos.

    En la ley de Moisés encontramos varias leyes relacionadas con este tema del reposo. Primero está el sábado o día de reposo (Éx 20:8-11), luego está el año sabático (Lv 25:1-7), en el cual la tierra descansaba y no se sembraba ni cosechaba nada y, obviamente, las personas tampoco trabajaban en las labores agrícolas. ¿Qué hacía la gente en ese año? ¿No hacían nada? ¿Estaban de vacaciones un año entero? No, se dedicaban a otras actividades y, si eran fieles cumpliendo esta ley, Dios había prometido que la cosecha del año sexto sería tan abundante que alcanzaría para el año séptimo. Lamentablemente el pueblo no cumplió esta ley por falta de fe y eso provocó que Dios los sacara de la tierra y los llevara al cautiverio (2 Cr 36:17-21). Además, la ley de Moisés estableció el año de jubileo que era cada cincuenta años. El año anterior, el 49, se supone que era año sabático y el año 50 era el año de jubileo, así que la tierra debería descansar 2 años seguidos (Lv 25:8-55). No hay registro en la historia bíblica de que alguna vez Israel haya guardado literalmente el año de jubileo, pero el concepto de jubileo y del reposo sirvieron de base para el ideal de la era mesiánica (Is 61).

    En el Nuevo Testamento Jesús se presenta como quien cumple lo dicho en Is 61, inaugurando así el jubileo mesiánico (Lc 4:16-21). De manera que el concepto del reposo apunta a un reposo escatológico mayor (Heb 3:7-4:11). Bueno, ¿qué tiene que ver estas enseñanzas bíblicas con el concepto contemporáneo de vacaciones?

    Un poco de actualidad

    La idea de un día a la semana para descansar ha estado presente en todas las culturas desde la antigüedad. La idea de un año sabático también, aunque en la práctica no se cumple. La idea del año de jubileo parece única en la Biblia. ¿Son las vacaciones laborales y escolares de hoy en día un buen ejemplo de lo que la Biblia enseña sobre el reposo? Los descansos en el pasado se dedicaban no tanto a la diversión o el entrenamiento, sino a actividades religiosas. Eso se sigue practicando en las culturas cristianas los días domingo y en las musulmanas los viernes, además del sábado entre los judíos y algunos cristianos también. ¿Cómo seríamos fieles a las enseñanzas bíblicas sobre el reposo en nuestras prácticas de los descansos y vacaciones en la actualidad?

    ¡Los niños están de vacaciones! ¡Qué alegría! o ¡qué complicación! ¿Qué hacen los niños en unas vacaciones atípicas? Después de muchos meses de encierro y aburrimiento los niños están listos para salir a jugar, a pasear, a visitar a los abuelos, a visitar a los primos, a disfrutar haciendo cosas divertidas y educativas. No nos olvidemos que los niños son niños. Muchos de nuestros mejores recuerdos de la infancia vienen, precisamente, de los tiempos de vacaciones. No privemos de esas experiencias a nuestros niños. ¡Claro, hoy las cosas son distintas! Hay restricciones todavía. Se deben tomar medidas de precaución y cuidado, pero que esto no sirva para seguir manteniendo encerrados a nuestros niños. Cumplamos con los protocolos de bioseguridad, escojamos bien los lugares y las actividades y… ¡a gozar las vacaciones! Todos esperamos tiempos mejores, pero mientras llegan hagamos algo, porque para el creyente el futuro siempre es mejor.  

    Compartir

    Facebook
    Twitter
    Email
    WhatsApp

    Suscríbete

    Archivo

    Publicaciones mensuales

    Lo más popular

    Fe & Actualidad

    Jesús, el camino al padre

    En esta ocasión Gonzalo A. Chamorro conversa con don David Suazo e Ismael Ramírez sobre el tema: Jesús, el camino al padre. Este episodio es parte de la serie: Juan, el evangelio.
    Te invitamos a contestar la pregunta del día: ¿Habiendo tantos caminos, ¿cómo saber que Jesús es el correcto?

    ESCUCHAR »

    0 comentarios

    Deja una respuesta

    Marcador de posición del avatar

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Para estar al día

    Publicaciones recientes

    Podcast

    Disciplinas espirituales, parte 4

    La espiritualidad cristiana, definitivamente, tiene que ver con la totalidad de la vida, es decir, se lleva a cabo y se ejercita en lo individual y en lo comunitario, en la soledad y en lo social. También es cierto que esta tiene un fin: acercarnos más a Dios y a nuestro prójimo. ¿Cuáles son aquellas prácticas que nos ayudan a ser mejores discípulos del Señor? ¿Qué es, realmente, la “espiritualidad cristiana”? ¿Hemos olvidado ejercicios espirituales valiosos? Te invitamos a unirte a esta nueva conversación.

    Escuchar »

    Disciplinas espirituales, parte 3

    La espiritualidad cristiana, definitivamente, tiene que ver con la totalidad de la vida, es decir, se lleva a cabo y se ejercita en lo individual y en lo comunitario, en la soledad y en lo social. También es cierto que esta tiene un fin: acercarnos más a Dios y a nuestro prójimo. ¿Cuáles son aquellas prácticas que nos ayudan a ser mejores discípulos del Señor? ¿Qué es, realmente, la “espiritualidad cristiana”? ¿Hemos olvidado ejercicios espirituales valiosos? Te invitamos a unirte a esta nueva conversación.

    Escuchar »

    Disciplinas espirituales, parte 2

    La espiritualidad cristiana, definitivamente, tiene que ver con la totalidad de la vida, es decir, se lleva a cabo y se ejercita en lo individual y en lo comunitario, en la soledad y en lo social. También es cierto que esta tiene un fin: acercarnos más a Dios y a nuestro prójimo. ¿Cuáles son aquellas prácticas que nos ayudan a ser mejores discípulos del Señor? ¿Qué es, realmente, la “espiritualidad cristiana”? ¿Hemos olvidado ejercicios espirituales valiosos? Te invitamos a unirte a esta nueva conversación.

    Escuchar »