¿No encontraste los que buscabas?

¡Inténtalo de nuevo!

Navidad: ¿tristeza y nostalgia o alegría y esperanza?

Como lo expresaba Isaac Newton: «La vida en este mundo es solo un paréntesis en la eternidad». Lo importante no es cómo, dónde, cuándo y por qué muramos, sino hacia dónde vamos. ¡Gloria a Dios porque por el Niño de Belén tenemos esperanza!

Leer Más »

Salud mental y coronavirus: los estudiantes universitarios frente al aislamiento, parte 1.

En general, los efectos del distanciamiento social han causado consecuencias en gran parte de la población. Estudios realizados señalan que a partir de la declaración de emergencia que se originó en China las emociones positivas (felicidad y satisfacción) disminuyeron, mientras que hubo un incremento en las emociones negativas: ansiedad, depresión o indignación.

Leer Más »

Reanudemos

Nos aguarda ahora una vez más otra pausa prolongada para restañar heridas del pasado o para llenar vacíos de nuestra sabiduría. Pero nada de esto nos deja espacio para que nos podamos relajar irresponsablemente, según aquella advertencia de Pablo de Tarso a los efesios: “Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque de todas maneras se avecinan días malos”.

Leer Más »

Desobediencia civil, pandemia y defensa de la fe

Estar juntos y reunirnos es parte de la naturaleza misma de ser iglesia, pero no necesariamente en templos. Esta crisis nos está enseñando muchas cosas que no habíamos siquiera pensado antes como el hecho de que es posible seguir siendo iglesia, aun con los templos cerrados

Leer Más »

¡Que siga el trabajo!

El objetivo no es hacer el trabajo que quieres, sino la disposición que tengas para realizarla. Probablemente, debido a esta situación [pandemia], el trabajo que debes hacer no sea el que tenías en mente, pero toda labor es digna, pues cuando comas de su fruto serás bienaventurado y te irá bien.

Leer Más »

Confiando en el Señor en tiempos difíciles

Hermano, «la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús» (Fil 4:7). Recordemos las palabras de san Agustín: «Confiemos el pasado a la misericordia de Dios, el presente a su amor y el futuro a su providencia. Descansemos en el Señor quien tiene el control y el cuidado de nosotros».

Leer Más »