¿No encontraste los que buscabas?

¡Inténtalo de nuevo!

Dominando al monstruo de la ira

La ira puede destruir la comunicación, romper las relaciones y arruinar tanto el gozo como la salud de muchos. Lamentablemente tenemos la tendencia de justificar la ira, en vez de aceptar nuestra responsabilidad.

Leer Más »

Los pobres… la gran paradoja del reino

La persona que participa del reino es la que sabe que en sí misma no hay nada; ni su propia vida como tal tiene valor para gozar del reino inaugurado por Jesús. Es aquí donde está la gran paradoja del reino… el que no tiene nada, le pertenece todo.

Leer Más »

El Dios que se esconde: Salmo 80

El Salmo 80 nos debe hacer pensar que la manifestación de la presencia de Dios y su omnipresencia no son lo mismo. Dios está presente, aunque no se lo pueda percibir. Su “guía” (1), “salvación” (3, 7, 19), “cuidado” (14), “apoyo” (17) en la vida del creyente no dependen de grandes despliegues de poder.

Leer Más »

En el supuesto nada menos, Que de la sola verdad…

Pero lo peor nos sobreviene cuando basados exclusivamente en tales corrientes muy probablemente falseadoras de la verdad juzgamos, condenamos y hasta a veces absorbemos o justificamos hechos y actitudes reprensibles de otros y aun de nosotros mismos.

Leer Más »

AB ORTO SOLIS USQUE AD OCASUM

Gracias te doy, madre, porque no me abortaste, por llevarme en tu seno como en una carroza, por haberme parido entre risas y lágrimas, por mecerme la cuna invocando a mi sueño, por ponerme la luna tan cerca de las manos que pudiera tocarla y hasta jugar con ella.

Leer Más »

Amor propio, una mentira bien vendida

Existe una cultura de amor propio, de ser feliz a cualquier costo, de amarse a uno mismo para poder amar a los demás, entre otras muchas afirmaciones. ¡Se nos está entregando en bandeja de plata el control de nuestras vidas! Eso parece fantástico, pero ¿cuál es el problema? El problema está en que con esta entrega se nos está llamando a tener un exagerado amor por nosotros mismos, a buscar nuestro bienestar sin importar a qué tengamos que recurrir para lograrlo y, más que todo, a poner a Dios fuera de la historia.

Leer Más »

Otra pausa mundial… ¿Por cuánto tiempo?

Muchísimo más hondo, quedo a la espera de un retorno mundial a la fe en Dios, esto es, a un absoluto desde el cual podamos medir lo relativo de nuestra moral y de nuestras decisiones. Pero ¿cuál Dios? ¿El que nos habla cada día muy en silencio? ¿O el muy estruendoso con cada tragedia global? Yo siempre me regreso al mismo con el que desde niño mis padres me familiarizaron: ese Dios absoluto del perdón, de la verdad, del amor, de la justicia y el de ese que nos ha ofrecido un plan bien en concreto frente al triste mundo del pecado.

Leer Más »

Consolados para consolar

Entendiendo esto, entonces, debemos tener la seguridad de que en los momentos difíciles Dios está de nuestro lado consolándonos para que nosotros también podamos consolar a los que están en cualquier tribulación. Cuando alguien necesita consuelo, nosotros, como consolados, podemos dárselo de una manera más efectiva, sabiendo que Dios ya nos ha consolado primero; ya hemos estado donde esa persona está ahora. Dios usa a personas, sobre todo creyentes, para llevarnos a la consolación.

Leer Más »

Navidad: Dios que viene al hombre

En ese pesebre duerme Jesús, el Salvador prometido, necesitado y aclamado. Aquel que reconcilia a Dios y a los hombres, a la eternidad con el tiempo, a lo infinito con lo finito. En sus manos y su voz trae esperanza y paz, y con ellas perdón y salvación.

Leer Más »

La desesperanza necesita un respiro

Las Escrituras, lejos de mostrar la perfección en el mundo, reflejan que Dios obra en las circunstancias cotidianas, llenas de dolor o confusión, para dar un futuro y esperanza a la humanidad (Jer 29:11); sus líneas infunden esperanza a través de las diferentes historias y recuerdan de la existencia de un Dios todopoderoso que libra del mal al depositar la confianza en él.

Leer Más »